sábado, 9 de enero de 2016

Me preguntaron si era feliz y dije que no

Me preguntaron si era feliz? Respondí que no, pensando que hay muchas cosas que cambiaría y que no puedo. Luego me detuve a analizar mi respuesta y decidí cambiarla por: soy parcialmente feliz, esto porque a pesar de las dificultades y de las cosas que no puedo arreglar si tengo muchas otras que puedo disfrutar.

Quizás lo difícil para mí y supongo que para muchos es poder organizar y medir los pequeños momentos de alegría y felicidad que vivimos a diario y compensar con estos los momentos de dificultad o de soledad o de diferencia dónde quieres hacer algo y no puedes. Me parece que ese es el gran reto a descubrir y administrar en la vida para ver la felicidad de manera que no se pretenda un constante invariable sino más bien un inconstante variable que sea balanceado entre la dificultad y la felicidad de cada momento hermoso que vivimos, incluso de los dolorosos que sean solo aprendizaje o de los de soledad que sean para valorar lo que aún si tenemos.

Tenemos muchos hermosos pequeños instantes de felicidad como lo son: el abrazo inesperado, el beso de cualquier tipo, el cariño espontáneo, la sonrisa tierna, la mirada inocente, que pueden venir de tu pareja, tus hijos, tus padres o cualquier familiar, un amigo o incluso el lamido de tu mascota, todos y cada uno cuentan pero a veces los dejamos pasar sin valorarlos y ver que son esos momentos los que hay que atesorar.

Lo que había ayer y ya no está hoy no se puede cambiar, duele pero debe ser un dolor de un instante que no supere ni tenga mayor peso que el instante de alegría, me acordé cuando Soledad abraza a Bimbon en Intensa-mente y lo ayuda a llorar, a veces solo ocupamos un momento de desahogo para seguir adelante.

Por eso cambie mi "no" por un "parcialmente si" para ponerlo en positivo e intentar seguir luchando por lo que quiero hasta lograrlo si es la voluntad de Dios, como dije una vez: hay que seguir soñando, que con los buenos sueños se construyen buenos mañanas.

Y vos ¿sos parcialmente feliz? Si piensas que no entonces es momento de que analices que has perdido, que has ganado y porque puedes luchar, abrir la puerta y salir adelante!

Un abrazo,
Luis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada